IU solicita a la JEZ medidas que garanticen que no se intimide a los votantes con la presencia masiva de apoderados

En los últimos procesos electorales los apoderados del PP han ejercido una clara presión intimidatoria con su presencia masiva en los colegios
Ante la más que previsible presencia masiva de apoderados del Partido Popular en las colegios electorales el próximo domingo día 24, la candidatura de Izquierda Unida Los Verde Convocatoria por Andalucía se ha dirigido a la Junta Electoral advirtiendo de que “dicha presencia masiva puede constituir un elemento coactivo e intimidatorio ante los electores”.
 
En tal sentido, la coalición señala que “tal circunstancia se viene produciendo elección tras elección sin que la autoridad de los presidentes de las mesas electorales haya resultado suficiente para impedir la acumulación de personas presumiblemente apoderados del PP en las ya de por sí precarias instalaciones donde se desarrollan las elecciones”.
Se da la circunstancia de que en las elecciones autonómicas del pasado marzo en algunos colegios electorales los votantes tenían que atravesar un pasillo flanqueado a uno y otro lado por personas presumiblemente apoderados del PP, a juzgar por los distintivos que llevaban colgados. En algún caso se pudo descubrir cómo algunas de dichas personas carecían de la correspondiente credencial de apoderado a pesar de portar los distintivos propios de tal condición, lo que en sí mismo demostrativo del carácter conminatorio que el PP pretende con un despliegue de apoderados que, al decir de ellos mismo, se aproxima a los 2.000 en todo el municipio.
A este respecto, desde IU se quiere informar que los partidos que concurren a las elecciones pueden disponer de hasta dos personas que hacen la función de interventores en cada una de las mesas. La ley no limita, sin embargo, el número de apoderados cuyas funciones son de representación de las organizaciones políticas y no de control o intervención en las votaciones, razón por la cual no resulta de sentido común que su número en cada uno de los colegios sea de una veintena por término medio. Efectivamente, “no están tanto para intervenir como para intimidar, coaccionar o simplemente influir en los votantes”.
Tal circunstancia hace recordar a IU que ya durante el Gilismo se producían hechos similares con idéntico propósito, modelo tal vez que está sirviendo de inspiración al Partido Popular que, no seguro de su éxito, recurre a este tipo de artimañas con tal de conseguir un puñado de votos
Desde IU se ha pedido a la Junta Electoral una medida preventiva que, si bien no pueda limitar el número de apoderados por cada colegio electoral, sí al menos recuerde a los presidentes de las mesas su autoridad y su deber de velar por el correcto funcionamiento del proceso de votación para lo cual se hace preciso que los apoderados que permanezcan la jornada entera en un colegio electoral lo hagan fuera de las instalaciones y del recinto donde se desarrollan las votaciones.
IU estará atenta y vigilante para que “la más que previsible presencia masiva de apoderados no atenten contra la inviolabilidad del voto, estando dispuesta para ello a levantar actas de incidencias si así se percibiera”.