Izquierda Unida reclama al gobierno de Rajoy más presupuesto para luchar contra la violencia machista y terminar con los puntos negros de la A7

El Pleno Municipal Ordinario del mes de junio celebrado hoy en Marbella ha aprobado por unanimidad las dos mociones presentadas por el Grupo Municipal de Izquierda Unida, la primera de ellas de carácter institucional, sobre el aumento de la partida asignada para la lucha contra la violencia machista en los Presupuestos Generales del Estado y la segunda para que Fomento pague la factura íntegra de la luz en la A7 y que se introduzcan de manera urgente mejoras en los puntos negros de esta vía

“Queremos que Izquierda Unida sea motor transformador, que desde Marbella impulsemos mejoras sustanciales para la sociedad, por eso hoy hemos solicitado en pleno un presupuesto digno para luchar contra la violencia machista, por eso hemos pedido más seguridad en la A7, por eso queremos que la participación y la pluralidad sean una realidad habitual y no postureo, que la sostenibilidad sea faro y guías y no los vertederos ilegales”, ha subrayado el portavoz del Grupo Municipal, Miguel Díaz.

Violencia machista

De este modo, la formación ha presentado al pleno ordinario del mes de junio dos mociones, una de ellas de carácter institucional, exigiendo al gobierno de Rajoy que asigne una partida “digna y realista” en la lucha contra la violencia machista “porque no podemos formar parte de una sociedad que permite y tolera que 32 mujeres hayan sido asesinadas en los seis primeros meses del año, y no dotar presupuestariamente un pacto de estado contra esta lacra es también una forma de maltrato”. 

“De no aumentarse significativamente en los PGE 2017, al menos en 120 millones, el ‘Programa 232C violencia de Género, un Pacto de Estado’ sería una ofensa y una burla a todas las mujeres que sufren o han sufrido violencia de género, esto es, para los 4 millones de mujeres que, según la Macroencuesta 2015 del propio Gobierno, sufren violencia de pareja (2,5 millones de mujeres) o sexual fuera de la pareja (1,5 millones)”, ha abundado la Secretaria Local de Acción Política de Izquierda Unida tras el Pleno Municipal. 

Puntos negros de la A7

“Garantizar la seguridad de los ciudadanos, facilitar el acceso de los viandantes, y encauzar el tránsito de los vehículos son los tres objetivos que persigue la moción presentada por Izquierda Unida relativa a la A7”, ha subrayado Diaz, quien además ha apuntado que “Fomento, por ser la administración competente, debe hacerse cargo de las facturas por la iluminación de la A7 que ahora abona el ayuntamiento de Marbella y adoptar medidas de eficiencia energética acordes con el  siglo XXI”. 

Sobre este particular,  Díaz ha acusado al Partido Popular de “actuar de forma partidista e irresponsable, haciendo electoralismo con la seguridad vial, en el año 2011, cuando dejó de pagar las facturas de la luz con el gobierno Zapatero, dejando a oscuras durante meses un importante tramo de la A7, para volver a asumir su coste religiosamente cuando Rajoy ganó las elecciones”.

Díaz ha apuntado también a la concesionaria de la autopista para que “asuma el pago del alumbrado que ahora mismo está desembolsando las arcas municipales de los tramos que conectan el túnel de Nagüeles hasta La Cañada y hasta Río Verde, que paga el ayuntamiento y que son conservación y titularidad de la autopista de peaje”.

Con estos argumentos, el Grupo Municipal e Izquierda Unida ha propuesto al Pleno Municipal  exigir a Fomento que asuma el coste íntegro de la factura del alumbrado de la A7 y que incluya medidas de eficiencia energética en su iluminación; que resuelva los problemas de señalización, balizado y de seguridad de  peatones y conductores en los tramos de la A7 y la AP7 descritos; que se inicie la consolidación de una pasarela peatonal a la altura de la rotonda de Benabolá con Puerto Banús con la mejora a las conexiones peatonales en el paso inferior de la A-7 en esta zona; y que libere el peaje entre el enlace de San Pedro Alcántara y Marbella para prolongarlo, al menos, hasta el cruce con la carretera de Benahavís, lugar en el que tendría que establecer un nuevo enlace y el nuevo punto de peaje.

Vertedero ilegal y Centro de Tratamiento de Residuos

“Cerramos un vertedero ilegal que emitía 100.000 toneladas diarias de residuos en Sierra Blanca, que era un peligro ambiental real tras la declaración de diferentes incendios, en el que se enterraban colchones y armarios de manera arbitraria e indiscriminada, un vertedero que funcionó de manera ilegal durante dos décadas, con el beneplácito del GIL y del PP de Marbella”, ha contestado Díaz al Partido Popular en el punto 3.5 del orden del día plenario.

Un punto que hacía referencia a la cesión del Centro Ambiental de Marbella de manera provisional a la empresa cooperativa laboral Huerta del Peñón. “Un centro que cerró de manera unilateral, un centro que se benefició de manera directa de la situación ilegal del vertedero, un centro situado en terreno municipal, cuya explotación debería salir a concurso público y cuya cesión fuera de este ordenamiento sería a todas luces ilegal”, ha apuntado Díaz, “por eso hemos votado no”.

Presupuestos participativos y Consejo de la Infancia y la Adolescencia

“La esencia de los presupuestos participativos es su universalidad, una persona, un voto, el empoderamiento ciudadano, la libertad de presentar propuestas y terminar con las decisiones cautivas, por eso no se debe ni se puede destinar una partida concreta para el Consejo Municipal de la Infancia”, ha señalado Miguel Díaz como contestación a la propuesta en este sentido presentada por Costa del Sol Sí Puede. 

“Lo que sí haremos será Impulsar una partida presupuestaria que recoja diferentes fórmulas de participación y que los niños y niñas puedan decidir sobre cuestiones de su interés”, ha añadido Díaz.