Izquierda Unida acusa al Partido Popular de Marbella de querer engañar a los trabajadores municipales en relación a la jornada laboral de 35 horas semanales

Izquierda Unida acusa al Partido Popular de Marbella de querer engañar a los trabajadores municipales y a sus representantes en relación a las 35 horas laborales después de que el Tribunal Constitucional haya admitido el recurso interpuesto por el Gobierno de Rajoy al Decreto Ley de la Junta de Andalucía que regula el trabajo de sus empleados públicos en 35 horas semanales y de que la subdelegación del Gobierno haya solicitado al Ayuntamiento que retome la jornada de 37,5 horas.

Victoria Morales, Secretaria Local de Acción Política, ha recordado a través de un comunicado que “el pasado 2 de mayo todos los grupos políticos que conformamos la Corporación Municipal tuvimos una reunión con el subdelegado del Gobierno para tratar el tema de la suspensión  de la jornada laboral de 35 horas semanales, allí mismo, delante de los trabajadores municipales la exalcaldesa Ángeles Muñoz se comprometió con ellos a luchar por esa reivindicación, y ahora es el  propio Partido Popular el que pide medidas cautelares contra la misma y solicita el regreso a las 37,5 horas”. 

Desde Izquierda Unida se ha reivindicado como “justas” las peticiones de los trabajadores municipales en este sentido, “un derecho, el de las 35 horas semanales, conquistado desde 1991 y consolidado en el Convenio Colectivo del Ayuntamiento de Marbella, derecho que la exalcadesa retiró en 2012 amparándose en la Ley de Estabilidad Presupuestaria”, ha señalado Morales.

“Hace un año, Izquierda Unida, apoyó como un acto de justicia social recuperar la jornada laboral de 35 horas semanales para los trabajadores municipales y funcionarios públicos, con ese solicitud acudió el 2 de mayo a la reunión con la subdelegación del Gobierno, siendo coherentes en nuestras reivindicaciones respecto a los derechos de los implicados, no como ha demostrado, reiteradamente el Partido Popular, tratando de engañar y manipular a la opinión pública y, más grave aún, a los propios trabajadores y sus representantes”, ha añadido Morales. 

“En Izquierda Unida entendemos que la jornada laboral de 35 horas semanales genera empleo, dado que el servicio público ha de cubrirse las 24 horas, aumenta la calidad en el servicio y mejora la atención ciudadana”, ha concluido.