Maíllo asegura que el impulso democrático de Izquierda Unida en el gobierno de Marbella "ha servido para deconstruir un sistema basado en el clientelismo"

La Asamblea Local de Izquierda Unida ha mantenido esta mañana un Encuentro Abierto con el líder andaluz de la formación, Antonio Maíllo, que ha estado respaldado por el Coordinador Provincial, Guzmán Ahumada, el Coordinador Local, Miguel Díaz, y la Secretaria Local de Acción Política, Victoria Morales, además de por un centenar de militantes y simpatizantes.

Un encuentro marcado por el “impulso democrático” y por la “ética de la resistencia” en el que se han valorado los dos años de gobierno municipal y las acciones emprendidas desde las delegaciones encabezadas por Izquierda Unida y que en palabras de Maíllo “han servido para deconstruir un sistema de clientelismo basado solo en intereses económicos” quien ha calificado al gobierno de Ángeles Muñoz como “los últimos estertores de una casta política de Marbella fraguada en el gilismo”

“Marbella es un ayuntamiento excepcional, el único intervenido judicialmente en España, y requería una acción de gobierno excepcional que apostara por la transparencia frente al oscurantismo, la opacidad y los intereses económicos”, ha subrayado Maíllo, quien ha recordado “que la alternativa se construye demostrando, como se ha demostrado, que se puede gobernar de otra forma y así solicitamos el apoyo de otros sectores progresistas para que esta línea de gobierno tenga continuidad en el futuro”.

El coordinador andaluz de Izquierda Unida, ha lanzado un mensaje a la Asamblea Local, aseverando que “estamos en la línea correcta de incorporar a muchos sectores que no nos votaron en las últimas elecciones y que nuestro trabajo nos va a permitir tener la legitimidad para pedir a esos sectores que quieren un cambio en Marbella que nosotros hemos demostrado que somos una fuerza que puede contribuir a ese cambio”. 

Moción de censura

Sobre la moción de censura presentada por OSP, Maíllo ha asegurado que “las operaciones que se han hecho para justificarla nada tienen que ver ni con la gestión del ayuntamiento, ni con un impulso popular que existiera en la ciudad, no hemos visto movilizaciones, ni escándalos que sustentaran esos argumentos, pero que sí que existe un proyecto que tiene que responder a intereses económicos y sectores muy minoritarios de esta ciudad que son muy poderosos y quieren seguir siéndolo”. 

Del mismo modo y requerido por los periodistas, Maíllo no ha albergado dudas sobre la presencia más o menos velada de Javier Arenas detrás de la moción presentada el pasado martes.

En clave local

El Coordinador Local de Izquierda Unida ha querido enviar en este encuentro abierto un “mensaje claro de que vamos a hacer una tarea de oposición decidida, con determinación donde vamos a intentar por todos los medios preservar ese legado de regeneración democrática y de restauración de derechos que se ha empezado a construir en estos dos años de gobierno y que vamos a defender para que no se dilapiden ese patrimonio de transparencia, de sostenibilidad y de avance en derechos sociales y en la participación ciudadana”.

Díaz se marca como objetivo 2019, el tiempo de “recuperar Marbella para la gente” y que “este año y medio de gobierno sea solo un paréntesis en el impulso que iniciamos en 2015 que era poner fin a esas etapas de neogilismo y construir una Marbella con mayor justicia social”.

Sobre la moción de censura, Díaz ha asegurado que “muchos ciudadanos y ciudadanas se han sentido agredidos por esta moción de censura y queremos que ese sentimiento de agresión y de indignación se convierta en acción”.