Ángeles Muñoz incumple el acuerdo de pleno para realizar una consulta vecinal sobre la ubicación de los contenedores de la plaza de al Divina Pastora

“Una vez en el gobierno el PP impone su criterio e impiden que los vecinos se pronuncien mediante votación como se acordó en Pleno”

“Desde IU movidos por nuestro compromiso con la participación votamos a favor de la consulta que proponía el PP aunque ponía en duda un proyecto del gobierno del que formábamos parte”

El Grupo Municipal de Izquierda Unida Los Verdes Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) en el Ayuntamiento de Marbella, informa de que una vez en el gobierno la alcaldesa del Partido Popular, Ángeles Muñoz, empieza a incumplir “hasta los acuerdos de Pleno que ella misma promovió desde la oposición, como ha quedado patente hoy tras el anuncio de cambio de ubicación de los contenedores soterrados del proyecto de remodelación de la Plaza de la Iglesia Divina Pastora”.

Desde IU se recuerda que en el pasado Pleno Ordinario del 30 de junio, se acordó con los votos de PP, CSSP e IU que se realizaría una consulta a los vecinos residentes en la zona para decidir cuál es la mejor ubicación de los contenedores soterrados contemplados en el proyecto de modernización, tras la petición de cambio de emplazamiento realizada por el párroco de este templo cristiano y parte de su feligresía”.

El concejal-portavoz de IU, Miguel Díaz, recuerda que “lo acordado es que se daría a los vecinos la capacidad de decidir a través de una votación abierta a todos los residentes en el distrito. Ante esta inusual propuesta del PP de dar voz a la gente para que decida de forma directa, desde IU, fieles a nuestro compromiso con la democracia participativa, votamos a favor a pesar de que ponía en duda un proyecto impulsado por el gobierno del que formábamos parte. Por una cuestión de principios: siempre estaremos del lado de la democracia directa. Sin embargo, ahora el PP se traiciona a sí mismo y a los vecinos y una vez que está en el poder lo ejerce de forma absolutista. Se carga la consulta y atiende solo la petición realizada por los parroquianos, privando de la capacidad de decidir al resto de los vecinos de la Divina Pastora”.

 

Otra paradoja es el papel de OSP que “se lava las manos como Poncio Pilatos, ya en junio no apoyó la propuesta del PP -sus actuales socios de gobierno- y ahora se instala en un silencio cómplice, demostrando que lo que menos le importa es lo que piensen o padezcan los vecinos de la Divina Pastora”.