Izquierda Unida evidencia que "las líneas maestras del bipartito ya están trazadas y se basan en la opacidad y en intereses privados"

Izquierda Unida anuncia el regreso de la opacidad al ayuntamiento de Marbella tras la aprobación del nuevo Reglamento de Directores Generales y el nuevo Reglamento de Distritos “que incluyen una absoluta falta de transparencia”

El Grupo Municipal ha votado a favor de la bajada del IBI y ha presentado una enmienda, rechazada por el bipartito de PP y OSP, para aplicar un recargo del mismo a viviendas vacías propiedad de bancos y sociedades

El Portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Miguel Díaz, ha señalado tras el pleno extraordinario celebrado hoy que “se han trazado las líneas maestras del bipartito de PP y OSP, basadas en la falta de transparencia, en más cargos de confianza, en la defensa de los intereses privados y en contra de la justicia social, por eso hemos votado no al nuevo Reglamento de Directores Generales y al nuevo Reglamento de Distritos, porque sustancian la opacidad como modus operandi y el favorecimiento al sector privado”

Reglamento de Directores Generales

Por su parte, la viceportavoz y concejala de la formación, Victoria Morales, ha señalado en el transcurso del pleno extraordinario que “nos parecen esperpénticos no solo los criterios para el nombramiento de estos cargos de confianza, si no el espíritu que tiene la elección de los mismos, que prima la experiencia en el sector privado y los intereses en el futuro del mismo por encima del servicio público”.

Morales ha argumentado que “el Pleno Municipal dio luz verde en agosto de 2015 al inicio de los trámites para aprobar una norma que regulara la figura de los Coordinadores y Directores Generales en el consistorio y que, de este modo, el Ayuntamiento contara así con el primer reglamento orgánico municipal que determine el régimen jurídico de estas figuras, personas sobre las que el alcalde y la Junta de Gobierno pudieran delegar sus funciones para resolver cuestiones, firmar resoluciones o incluso dirigir áreas. Es decir, poner negro sobre blanco una garantía para la capacitación y transparencia en el nombramiento de esas figuras. Durante dos años el Partido Popular dijo no. Ahora, pretextando necesidades, dice que sí. Ahora nos les parece mal ni el reglamento ni que nos los nombrados no sean funcionarios de carrera”. 

“Y qué me dicen los señores de OSP, parece que se las ha borrado de la memoria a los que ahora van a sacar adelante junto al PP la modificación del reglamento de nombramiento de Directores Generales y Coordinadores cuando ellos mismos, en 2014 recurrían la opacidad del nombramiento de dos Directores Generales que hacía el PP sin libre concurrencia”, ha recordado Morales.

Del mismo modo Izquierda Unida también ha rechazado el nuevo Reglamento de Distritos orquestado por el bipartito de PP y OSP por considerar que es “más caro, menos participativo y menos transparente” y ha señalado que “se ha confeccionado de espaldas a los colectivos sociales

IBI

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha votado a favor de la reducción del IBI por entender que la “justicia social debe llegar a todos los ámbitos, incluido el tributario” y ha presentado una enmienda para constituir un grupo de trabajo para la creación de un Registro Municipal de Viviendas Deshabitadas al objeto de proceder a la aplicación de un recargo en la cuota líquida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los inmuebles urbanos de uso residencial titularidad de personas jurídicas desocupados con carácter permanente. El grupo de trabajo estaría integrado, al menos, por técnicos de las delegaciones municipales de Hacienda y Urbanismo y por un representante de cada uno de los Grupos Municipales de la Corporación.

“Pero el bipartito de PP y OSP, haciendo alarde de su ideología o de su ausencia, han rechazado esta propuesta, rechazan aplicar un recargo del IBI a viviendas vacías propiedad de bancos y sociedades”, ha señalado el portavoz del Grupo Municipal, Miguel Díaz.