Izquierda Unida solicita a la delegación provincial de Cultura medidas adicionales para garantizar la protección de los bienes patrimoniales y arqueológicos de Marbella

La  anulación del  PGOU de  2010  supuso  una desprotección de los elementos incluidos en el Catálogo General del Patrimonio Urbano y Arqueológico de Marbella

El Grupo Municipal de Izquierda Unida se ha reunido esta mañana con la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía en Málaga, Monsalud Bautista, para mostrarle su preocupación por la actual situación de indefensión en la que se encuentra el Patrimonio Histórico Municipal.

“La anulación del PGOU de 2010 deja sin protección al patrimonio histórico cultural de la ciudad de Marbella. Tras la moción traición perpetrada por PP y OSP en el mes de agosto y la entrada de los populares en el gobierno municipal, esta sensación de indefensión puede convertirse en una realidad. Ya hay antecedentes, cuando el PP, recién aprobado el PGOU de 2010, introdujo diferentes modificaciones puntuales que atentaban contra el patrimonio desprotegiendo su calificación”, ha señalado la concejala y viceportavoz de la formación, Victoria Morales tras la reunión con la delegación de Cultura.

El PGOU de 2010 incluía un Catálogo General de Patrimonio Urbano y Arqueológico de Marbella,  que  fue  ratificado en su día por la  Delegación provincial de  Cultura de Málaga, mediante el cual se otorgaban distintos niveles de protección y preservación a edificios, ruinas, conjuntos históricos, arqueológicos, etnográficos, patrimoniales, ambientales, etc.

Por ello, la concejala viceportavoz de Izquierda Unida, Victoria Morales, ha  solicitado esta mañana a los responsables de la delegación provincial de Cultura garantías para la protección prevista en este Catálogo.

“Para Izquierda Unida es fundamental garantizar los controles de preservación de edificios, ruinas, conjuntos históricos, arqueológicos, etnográficos, patrimoniales o ambientales señalados por el Catálogo General del Patrimonio Urbano y Arqueológico de Marbella”, ha subrayado Morales.

 “Un Catálogo que el equipo de gobierno del PP intentó modificar a la baja, poco después de aprobarse el PGOU de 2010, y un PP que tampoco dudó en realizar modificaciones puntuales del PGOU recién aprobado para eliminar las medidas de protección de conjuntos como Puente Romano, Hotel Bellamar,  edificio  Dunia,  etc”, ha recordado Morales.

En la actualidad los elementos patrimoniales protegidos por el PGOU vigente en  Marbella de 1986, se limitan al casco  antiguo, al castillo,  los  BIC  y los incluidos en el  catálogo del patrimonio andaluz.

 Sin embargo en las Normas urbanísticas del Texto Refundido aprobado por el Ayuntamiento de Marbella el pasado mes de septiembre, en su art 60 y 61, se amplía la protección de los bienes culturales y las zonas de Protección Arqueológica, con dos supuestos más, en los que se incluye la protección y control arqueológico por parte del Ayuntamiento y de la Delegación provincial de Cultura, de aquellos yacimientos en los que exista documentación bibliográfica o arqueológica que  pueda presuponer la existencia de restos enterrados y ocultos,

 “Esta nueva situación ha sido puesta en conocimiento de la delegación provincial de Cultura, para que sea esta Delegación la que ejerza también ese control arqueológico, dado que el Ayuntamiento de Marbella no tiene en la actualidad arqueólogo municipal”, ha señalado Morales.

 La concejala de Izquierda Unida ha solicitado a la delegación provincial medidas concretas para garantizar  la preservación del paño norte de la muralla del castillo de Marbella, donde el deterioro y apuntalamiento del muro a la altura del CEIP Nuestra Señora del Carmen, y de la vegetación  de los arriates y el desaforado crecimiento de almecinos en el interior de la Torre de Santa María, amenaza la estabilidad de  este paño.

 También se han solicitado medidas concretas para garantizar  la preservación de la torre del  Ancón y la torre de los  Lances de Las  Cañas, donde los descarnes, crecimiento de arbustos en la terraza de la torre y la avanzada oxidación de los enrejados es cada día más  grave.

 La concejala también ha trasladado a la  delegada provincial la preocupación de IU sobre de la situación en la que se  encuentra la Basílica Paleocristiana Vega del Mar, que sigue sin cubierta y por lo tanto muy expuesta a los violentos efectos de los agentes climáticos. Con un mantenimiento y vigilancia  insuficiente para asegurar la conservación de estos restos arqueológicos, con unas mínimas garantías y también de la amenaza que  supone  meter  la  tubería  general de  saneamiento  por la zona dunar que  pretende  ACOSOL .