IU reclama al bipartito un compromiso real y urgente con los vecinos que viven en zonas con riesgos de avenidas de agua un año después de las inundaciones más graves en la provincia desde 1989

“El  PP ha vuelto en  los meses  que lleva gobernando a su excusa habitual de años anteriores, la excusa de ver solo las obligaciones y competencias de otras  administraciones, para esconder las propias de un Ayuntamiento de un término municipal  que  ha construido de  forma  salvaje  en  zonas de servidumbre  hidráulica”

Hace un año la provincia de Málaga registró las mayores inundaciones en la costa malagueña desde el año 1989. Marbella y Estepona fueron los dos municipios más afectados, en los que se llegaron a registrar 190 litros por metro cuadrado en apenas una hora. La importancia de este dato es aún mayor si tenemos en cuenta que las inundaciones son el evento de desastre natural con mayor probabilidad de riesgo en España y, más importante aún, es uno de los fenómenos que más víctimas mortales provoca desde que se tiene registro de eventos catastróficos históricos. Las causas de los desastres consecuencia de aquellas lluvias torrenciales fueron muchos, factores no solo medioambientales y meteorológicos, sino también socioeconómicos. 

“Izquierda Unida en los dos años en los que estuvo al frente de la Delegación de  Sostenibilidad, en un ejercicio de responsabilidad y siempre para evitar males mayores,  intervino con medios propios en 10 cauces del término municipal de Marbella, abriendo desembocaduras, retirado escombros y enseres domésticos y vegetación invasiva, que  ponía en riesgo el drenaje natural de estos ríos y arroyos y suponían una grave  amenaza a vecinos y bienes”, ha señalado el concejal portavoz de IU, Miguel Díaz.

Una situación que puso de manifiesto en las inundaciones en el polígono industrial de la  Ermita o en la urbanización  Cortijo  Blanco, donde una intervención prudencial de  la  Delegación de Sostenibilidad unas semanas antes de la riada evitó que la tromba de  agua generara  males  mayores. 

Según los datos facilitados por la formación, en el marco de estas actuaciones se  intervino en:

-Arroyo  Segundo;  1.200 m2

-Arroyo  Guadalpin; 950 m2

-Arroyo Nagueles; 200m2

-Arroyo primero; 200m2

-Arroyo  real  Zaragoza;  1200m2

-Desembocadura  Río verde; 500m2

-Río  Guadaiza; 7.500m2

-Arroyo  Alicates 400m2

-Arroyo la  víbora; 700m2. 

Total  superficie aproximada;  12.500 m2

“Para  IU  es  importante señalar que estas actuaciones las realizó la Delegación de  Sostenibilidad del Ayuntamiento de Marbella, casi siempre a demanda de  comunidades  de vecinos ribereñas de estos cauces y, en  muchos casos, contando con su colaboración  y cooperación  en  el desarrollo  de los trabajos”, ha recordado Díaz.

“Unos vecinos que han  visto como el  ayuntamiento gobernado por el  PP se negaba a hacer estas pequeñas intervenciones preventivas, justificándose en problemas de  competencias entre el Ayuntamiento y la  Junta de Andalucía,  dejándolos arriados en la práctica”, ha señalado Díaz.

“Igual que el  año  pasado y  el  anterior,  todo parece  indicar  que este año  volverán  las tormentas a  finales de  año,  lo que  genera  una  enorme  inquietud a los  residentes  ribereños,  que  ven  como  el PP y la  Junta de Andalucía, se  enzarzan en  discusiones  competenciales,  mientras  a ellos les  llega  el agua  al  cuello”, ha advertido el edil..

“El  PP ha vuelto en  los meses  que lleva gobernando a su excusa habitual de años anteriores, la excusa de ver solo las obligaciones y competencias de otras  administraciones, para esconder las propias de un Ayuntamiento de un término municipal  que  ha construido de  forma  salvaje  en  zonas de servidumbre  hidráulica,  en  llanuras de inundación  e  incluso  en  los propios  cauces”, ha abundado Díaz  

“Para  IU  a esos  vecinos de  Marbella,  las  Chapas, san pedro  Alcántara o Nueva  Andalucía,  no se les puede  responder  solo  con interpretaciones  competenciales, es  necesario mojarse  en  garantizar  todo lo  posible su  seguridad  y tranquilidad”, ha concluido.