IU solicita junta a colectivos ecologistas la paralización urgente de las obras del Real de la Quinta sobre las que pesan dos denuncias

Díaz: “Esta acción urbanística, la lentitud de la Fiscalía y la inacción de las administraciones implicadas hace que Marbella regrese a su época más oscura de la política del urbanismo consumado”

Ecologistas en Acción: ”Estamos en una zona protegida por la Unión Europea, el gobierno español lo sabe, la Junta de Andalucía lo sabe, la Consejería de Medioambiente lo sabe, la delegación provincial lo sabe, los ayuntamientos lo saben, todo el mundo sabe que tenemos aquí este tipo de protección y, sin embargo, nadie ha hecho nada”

Plataforma Sierra Bermeja Parque Nacional: “Aquí se ha vulnerado un ZEC (Zona de Especial Conservación), una protección de la Unión Europea a través de una directiva europea a la cual vamos a elevar una denuncia, porque aunque la UE es la que dictamina la directriz son las autoridades andaluzas las que debían ser las garantes de esta protección”

“El daño ambiental ya está hecho en el Río Guadaiza”, así de categórico se muestra el concejal-portavoz de IU, Miguel Díaz, en relación a la denuncia presentada por su formación sobre las obras del Real de La Quinta hace 8 meses y que pese a la misma, “la urbanización de estos espacios de alto valor ecológico ha continuado”.

“Desde la denuncia de los hechos han pasado 8 meses, en ese periodo de tiempo la sobras de construcción y urbanización del Real de La Quinta han continuado de manera inexorable, provocando un daño irreversible en los cauces de los ríos Benabola y Guadaiza”, apunta Díaz, quien señala que “el puente construido sobre este último en el Paraje del Herrojo es el máximo exponente de este avance”. 

“Una zona protegida, incluida en la Red Natura 200 y catalogada como ZEC (Zona de Especial Conservación), sobre la que pesa una primera denuncia de Izquierda Unida en septiembre de 2017 y ahora una segunda de un particular, en la que se reitera al Seprona dependiente dela Comandancia de la Guardía Civil en Málaga la realización de un informe de averiguación, y en la que, pese a todo, se ha continuado la urbanización mientras se procedía a esa investigación sin que se paralice la obra”, critica Díaz. 

“Esta acción urbanística, la lentitud de la Fiscalía y la inacción de las administraciones implicadas hace que Marbella regrese a su época más oscura de la política del urbanismo consumado.

Además del daño medioambiental, IU abunda en la denuncia sobre el propio proyecto en septiembre de 2017, que contempla la construcción sobre 2 millones de m2 de 2.000 viviendas, hotel, restaurantes, campo de golf y zona comercial y de ocio, de los cuales, pese a tener licencia de Benahavís, 40.000 m2 se están construyendo en el término municipal de Marbella, “masificando y sobrecargando sus infraestructuras”.

Por su parte, Domingo López, representante de Ecologistas en Acción Sierra Bermeja, denuncia que “la situación de deterioro de la zona ya se está viendo porque se han destruido los márgenes de los ríos, se han metido en el dominio público, se ha afectado a las poblaciones de peces en peligro de extinción y aquí no ha venido nadie de la administración a decir nada”.

López reitera que “estamos en una zona protegida por la Unión Europea, el gobierno español lo sabe, la Junta de Andalucía lo sabe, la Consejería de Medioambiente lo sabe, la delegación provincial lo sabe, los ayuntamientos lo saben, todo el mundo sabe que tenemos aquí este tipo de protección y, sin embargo, nadie ha hecho nada”.  

El portavoz de la Plataforma Sierra Bermeja Parque Nacional, Javier Martos, señala que “aquí se ha vulnerado un ZEC (Zona de Especial Conservación), una protección de la Unión Europea a través de una directiva europea a la cual vamos a elevar una denuncia, porque aunque la UE es la que dictamina la directriz son las autoridades andaluzas las que debían ser las garantes de esta protección y aquí ha habido una inacción total, una dejación de funciones”. 

Martos asegura que “el caso se va a denunciar a instancias europeas y que, probablemente, de aquí pueda surgir un delito de prevaricación porque teniendo conocimiento que las actuaciones que se estás llevando a cabo en la zona no pueden desarrollarse así, se está haciendo incluso con maquinaria pesada”.