Izquierda Unida solicita al gobierno del PP que se reubique la parada de los coches de caballos en un espacio público que reúna condiciones de sombra, salubridad y seguridad

Díaz: “El PP ha trasladado la parada resguardada y a la sombra en Víctor de la Serna o de nuevo a la calle Miguel Cano, esto supone que los caballos allí enganchados a sus carruajes están esperando durante largo tiempo a los clientes en las horas centrales del verano, las de mayor irradiación solar y, por tanto, volverán a sufrir en la nueva parada unas condiciones térmicas nocivas para la salud y el bienestar de estos animales, lo supone en la práctica un maltrato que incumple claramente la legislación vigente”.

Walker: “No vamos a permitirlo, vamos a luchar hasta el final y si es necesario iremos a juicio y presentaremos una demanda judicial colectiva contra el ayuntamiento para defender los derechos de los caballos”

Izquierda Unida solicita en pleno al equipo de gobierno que inicie los trámites necesarios para volver a reubicar la parada de coches de caballos en la calle Víctor de la Serna u otro espacio público que reúna las condiciones de sombra, salubridad, seguridad, accesibilidad y no interferencia con otros intereses generales, y que se encuentre dotada de los todos los servicios adecuados para la prestación de este servicio en cumplimiento de lo previsto en el Código Penal, en la Ley 11/2003 de 24 de noviembre, de protección de los animales de Andalucía, en las ordenanzas municipales y resto de legislación aplicable, así lo ha trasladado la formación de izquierdas en rueda de prensa, acompañados de representantes de colectivos animalistas.

“El nivel de civismo de una ciudad se mide en buena medida en cómo se relaciona con el entorno, con el medio ambiente, cómo se relacionan los propios habitantes, los seres vivos que habitan en el mismo espacio urbano y, por tanto, que permitamos animales trabajando en horas de máximo calor y que estén expuestos en una al sol durante horas, dice muy poco del civismo de nuestra ciudad y del gobierno que lo está permitiendo”, señala el concejal portavoz de IU, Miguel Díaz.

En el gobierno anterior, cuando IU gestionaba la delegación de Movilidad, se trasladó la parada de los carruajes de coches de caballos desde la calle Miguel Cano a la próxima Víctor de la Serna, amparada por la sombra y que reunía unas mejores condiciones para la estancia de los animales. “Esta medida se reforzó además con un decreto que impedía a los coches de caballos circular en las horas de mayor calor, entre las 15:00h y las 18:00 horas”, recuerda Díaz, quien señala además “que esta era una demanda que ciudadanía con conciencia ambiental y colectivos animalistas llevaban reivindicando desde hace años”. 

Ahora esa parada resguardada y a la sombra en Víctor de la Serna se ha trasladado de nuevo a la calle Miguel Cano, con la instalación de una señal que autoriza el estacionamiento de dos carruajes. En una parada que no cuenta con los requisitos preceptivos que recoge la ordenanza, por lo que el gobierno de Muñoz está incumpliendo la regulación municipal. 

“El PP ha trasladado la parada resguardada y a la sombra en Víctor de la Serna o de nuevo a la calle Miguel Cano, esto supone que los caballos allí enganchados a sus carruajes están esperando durante largo tiempo a los clientes en las horas centrales del verano, las de mayor irradiación solar y, por tanto, volverán a sufrir en la nueva parada unas condiciones térmicas nocivas para la salud y el bienestar de estos animales, lo supone en la práctica un maltrato que incumple claramente la legislación vigente”, critica Díaz.

El edil señala también que “esta reciente reinstalación de la parada de coches de caballos en la esquina de confluencia de la Avenida Miguel Cano con la Avenida Ricardo Soriano también supone crear un  obstáculo para el intenso tráfico rodado y peatonal que se da cita en ese punto y que genera riesgos e incomodidades a peatones, conductores y caballos”.  

Por su parte, la representante de la Triple A, Regina Walker, denuncia esta situación como un “segundo disparate”, después de la intención del concejal de Sanidad, Carlos Alcalá de implantar una nueva licitación para la recogida y sacrificio de las mascotas. 

Walker abunda en que llevan más de 15 años solicitando una mayor protección de los caballos que tiran de los carruajes de paseo y que “sólo el año pasado, con la participación y sensibilidad en el gobierno de IU, además de la presentación de más de 3.000 firmas, se consiguió modificar el espacio de descanso de esos animales”.

La representante de la Triple A señala también “que no vamos a permitirlo, que vamos a luchar hasta el final y si es necesario iremos a juicio y presentaremos una demanda judicial colectiva contra el ayuntamiento para defender los derechos de los caballos”.