CAMBIO DE FECHA: IU organiza una charla informativa abierta sobre el proyecto de los espigones de San Pedro | IZQUIERDA UNIDA

CAMBIO DE FECHA: IU organiza una charla informativa abierta sobre el proyecto de los espigones de San Pedro

Morales: “Desde IU entendemos que el proyecto de los espigones para San Pedro y Marbella requiere de una exposición pública, que la ciudadanía conozca los detalles de qué infraestructura se va a construir en su litoral, cuál era la idea original presentada y cuál la que va a ser ejecutada, por eso invitamos a los vecinos y vecinas de San Pedro interesados en el futuro de sus playas a que participen con nosotros y nosotras en esta charla”

Izquierda Unida organiza para el lunes 30 de julio una charla informativa sobre el proyecto de los espigones para San Pedro donde se detallarán los diferentes diseños y las motivaciones técnicas de las alegaciones presentadas por la formación.

En el encuentro abierto, que se celebrará en el restaurante El Ancla de San Pedro Alcántara a las 19:30h, participarán la concejala de IU, Victoria Morales, Salvador Campos, miembro de IU Marbella San Pedro,  y Felipe Román, biólogo, profesor de secundaria y miembro de Ecologistas en Acción Estepona.

“Desde IU entendemos que el proyecto de los espigones para San Pedro y Marbella requiere de una exposición pública, que la ciudadanía conozca los detalles de qué infraestructura se va a construir en su litoral, cuál era la idea original presentada y cuál la que va a ser ejecutada, por eso invitamos a los vecinos y vecinas de San Pedro interesados en el futuro de sus playas a que participen con nosotros y nosotras en esta charla”, señala la concejala de IU, Victoria Morales.

“Las alegaciones presentadas por IU buscan la garantía de llevar a cabo el mejor proyecto posible en el menor tiempo posible y hasta ahora sabemos que el escogido es el más barato, que cuenta con un espigón menos que el presentado y que no ofrece garantías de que se solucionen los problemas de las playas de San Pedro”, incide la edil de IU.

Este proyecto de estabilización de las playas, que afecta a un tramo de litoral de 3,5 km desde la desembocadura del Rio Guadaiza al río Guadalmina, se inicia en 2014 con el estudio de 5 alternativas diferentes. En el año 2015 se opta por una de las posibilidades presentadas, la más barata de todas ellas, y el Ayuntamiento, gobernado por el Partido Popular, “no se pronunció sobre ella en ningún momento ni hubo exposición pública, ninguna posibilidad para los ciudadanos de participar en el momento inicial del desarrollo del proyecto, no ha sido hasta ahora cuando lo hemos conocido, como en 2015 se nos privó de la posibilidad de presentar alegaciones, ha sido ahora en 2018 cuando hemos tenido que presentarlas”.

Se apuesta por un proyecto que reduce un espigón con respecto al comprometido por el ministerio, justamente el que falta es el central de las playas de San Pedro entre el Alabardero y el Ancla y esto lleva, según los datos del propio informe técnico, a que será necesario un aporte de arena de hasta 200.000 metros cúbicos anuales.

El proyecto presentado cierra además la puerta a la posibilidad de construir espigones transitables, y en este sentido se muestra contundente al reflejar en este extracto literal de informe que “el diseño de los espigones a la cota de 1,50 metros por tanto obliga a que estos sean obras marítimas no transitables peatonalmente, y por tanto, no deberán habilitarse en un futuro obras de paso o acceso peatonal consolidadas que así lo permitan” y en sus conclusiones vuelve a señalar que “las obras marítimas que se diseñan en ningún caso serán peatonalmente transitables”.

IU considera  que es  necesario  someter a  un  estudio de Impacto Ambiental ordinario con exposición al público esta 1ª fase del proyecto de estabilización y adecuación del borde litoral entre los ríos Guadalmina y Guadaiza del T.M. de Marbella, que obligue al promotor y al constructor a  medidas de preservación ambiental  rigurosas y  concretas,  ya que no se puede dejar al “ojo” del constructor, que durante las obras, realice las  inspecciones de control, para  reducir  estos impactos.

El proyecto tampoco contempla el retranqueo de todo el saneamiento costero, ni proyectos como el de la senda litoral que venía incluido en el inicio, o las mejoras en la recogida de pluviales, que en época de temporales provocan escorrentías en la desembocadura de los ríos que entran con gran violencia a la playa, descarnándola y provocando gran erosión en las mismas. 

Desde IU “queremos un proyecto que se haga con paso firme, raudo, pero seguro, con garantías, eso es exactamente lo que estamos pidiendo. Y si el ministerio se toma como prioridad este asunto no tiene por qué retrasarse para nada”, apunta Morales, “y las alegaciones son una fase más en la garantía de un proyecto, un derecho dentro de los procedimientos de participación que tiene la administración pública”.