IU pide que se paralice el Plan de Iluminación Ornamental y que se revise la procedencia de su ejecución con colectivos culturales, turísticos, comerciales, ecologistas y vecinales | IZQUIERDA UNIDA

IU pide que se paralice el Plan de Iluminación Ornamental y que se revise la procedencia de su ejecución con colectivos culturales, turísticos, comerciales, ecologistas y vecinales

Díaz: “Gastarse 700.000 euros en un plan lumínico ornamental es un despilfarro; instalar una iluminación aberrante en la fachada del Ayuntamiento y perforar una fuente de más de 400 años es un atentado a la buena gestión y al interés general de Marbella” 

 Contamos con dos Directoras Generales de Patrimonio a las que acaban de subir el sueldo hasta los 70.800 euros y , sin embargo, no se ha impedido que se produzcan daños a una fuente histórica y no existe una coordinación eficiente entre las distintas delegaciones”

 

El concejal-portavoz de Izquierda Unida-Los Verdes en el Ayuntamiento de Marbella, Miguel Díaz, emplaza a la alcaldesa, Ángeles Muñoz (PP), a que “paralice la ejecución del Plan de Iluminación Ornamental y que se inicie la revisión de su procedencia conforme a criterios patrimoniales y estéticos consensuados con los colectivos culturales, de defensa del patrimonio, turísticos, comerciales, ecologistas y vecinales del municipio. De esta forma, se podrá valorar la precedencia y consensuar la ejecución de cada una de las actuaciones previstas y, en los casos en los que se decida seguir adelante con la iluminación, que ésta se realice de forma respetuosa con nuestros valores históricos e identitarios y que se logre con eficacia el objetivo de realzar el atractivo de nuestros edificios o espacios de relevancia, en lugar de desvirtuarlos”.

 Para IU gastar 700.000 euros en un plan de iluminación ornamental es un “auténtico despilfarro que se suma a otros gastos censurables como la reciente subida hasta los 70.800 euros del sueldo de seis Directores Generales de confianza de PP y OSP. Y cuando este despilfarro se une a una aberración estética chirriante como la realizada en la fachada del Ayuntamiento o en la perforación de una fuente de más de 400 años, se trata de un atentado a la buena gestión de una ciudad y al interés general”.

 “A falta de una, en el municipio contamos con dos Directoras Generales de Cultura y Patrimonio Artístico, a las que la alcaldesa acaba de subirles el sueldo de forma que pasarán a cobrar 70.800 euros anuales cada una. Sin embargo, esta circunstancia no ha impedido que taladren una fuente histórica de más de cuatro siglos de antigüedad o que se dervirtúe un espacio público de gran valor identitario, histórico y turístico dentro del Casco Antiguo como la Plaza de Los Naranjos con la iluminación estridente de la fachada de su edificio referente, el Ayuntamiento de Marbella. Esto demuestra que no existe un plan efectivo para la protección de los espacios y edificios de valor patrimonial, ni un protocolo de coordinación entre las diferentes delegaciones municipales, especialmente Cultura y Obras”, denuncia Díaz.

 “A los atropellos cometidos en la fuente histórica de la Plaza de Los Naranjos y la ermita de Santiago, junto a la aberración lumínica de la fachada del Ayuntamiento, nos tememos que se sumen otros a tenor de los espacios que están previstos en este polémico plan de iluminación, con lugares tan señeros para Marbella como el parque de La Alameda, que constituye uno de los últimos espacios de biodiversidad urbana tras las brutales talas realizadas por los gobierno del PP de Ángeles Muñoz en los últimos años en el centro de la ciudad. En este parque contamos con importante avifauna que puede verse afectada por el proyecto de iluminación, por ejemplo, distorsionando el equilibrio natural existente e introduciendo alternaciones indeseadas”.

 Asimismo, desde IU queremos agradecer el papel activo del colectivo Cilniana y de la personas que, mediante sus perfiles en redes sociales, se han movilizado para denunciar los daños en la fuente y en la imagen y la convivencia de Marbella que está produciendo este irresponsable plan lumínico de Ángeles Muñoz, “una ciudadanía activa es fundamental para garantizar el interés general”, reflexiona Díaz.