IU presenta trece alegaciones para reforzar la participación y la protección social y ambiental en la ordenanza de convivencia ciudadana en los espacios públicos

Díaz: “Hay que añadir medidas que garanticen la prioridad de los peatones y las personas con diversidad funcional en el uso de los espacios públicos frente a las ocupaciones de interés lucrativo”

 

“Echamos en falta ejes transversales como medidas para combatir el cambio climático, proteger los espacios naturales, garantizar la inclusión social, la lucha contra la violencia machista o fomentar los derechos de la infancia en el uso y disfrute de los espacios públicos” 

 

 

El Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes en el Ayuntamiento de Marbella ha presentado un total de trece alegaciones para “dotar a la ordenanza de Convivencia Ciudadana en los Espacios de Uso Público de mayores elementos de participación vecinal y reforzar los criterios sociales y ambientales en esta importante normativa”. 

 

El concejal-portavoz de IU, Miguel Díaz, explica que una de las propuestas de mejora fundamentales es la “creación de un Consejo Social sobre el uso de los espacios públicos del municipio, como foro de comunicación fluida y continua sobre la mejora de la convivencia en las zonas comunes de nuestro municipio. Es fundamental incluir la participación ciudadana en todas los ámbitos de decisión, y el uso de los espacios públicos es un aspecto muy destacado que debe regularse y planificarse contando con el mayor número posible de voces e intereses”.

 

En su propuesta para la creación del consejo, desde IU apuntan a la necesidad de incluir en este órgano a colectivos vecinales, comerciales, sociales, del transporte, de la movilidad sostenible, animalistas o ecologistas, entre otros.

 

Junto a esta propuesta para asegurar la participación ciudadana, Díaz considera que “el texto aprobado inicialmente adolece de garantías para el uso y disfrute de los espacios públicos conforme a los parámetros esenciales de sostenibilidad e inclusión social”. Por ello, IU dedica a estos aspectos buena parte de sus alegaciones, con la introducción de “medidas para el combate del cambio climático o el uso responsable de las zonas verdes forestales y urbanas”. 

 

En el apartado social se propone la inclusión de “garantías para la promoción de la igualdad, la lucha contra la violencia machista, la protección de los menores y la persecución de los delitos de odio hacia el colectivo LGTBI.  Así como una actuación integral ante los casos de mendicidad, que vaya más allá de la información por parte de los agentes de la autoridad recogida en la aprobación inicial, e incluya una atención social suficiente y refugio a las personas que no dispongan de un lugar para pernoctar”. 

 

Díaz también incide en la necesidad de reflejar con claridad en la Ordenanza “la jerarquía de uso de los espacios públicos, anteponiendo a todos los demás el uso peatonal y teniendo un tratamiento preferente hacia la infancia y las personas con diversidad funcional”. Para ello entendemos que "en la ordenanza faltan garantías para combatir la llamada ‘mesificación’, la ocupación lucrativa de la vía pública, o de criterios para que la instalación de enseres y mobiliario urbano no acabe por actuar como barreras arquitectónicas, tal y como estamos sufriendo en la actualidad con la instalación de las nuevas baterías de contenedores de residuos y las papeleres en el casco urbano del municipio”.

 

PROHIBIDO IR SIN CAMISETA Y TENDER ROPA EN LOS BALCONES

Otros aspectos cotidianos que también han sido motivo de alegaciones por parte de IU es la prohibición total que PP y OSP incluyen en el texto a la posibilidad de secar la ropa lavada a los rayos del sol, a pesar de ser una práctica inmemorial, necesaria, sostenible y respetuosa con el medioambiente. Entendiendo la necesidad de incluir aspectos estéticos en la ordenanza, para IU “debe eliminarse la prohibición de tender ropa en los balcones, terrazas y azoteas en edificios que no dispongan de tendederos no visibles desde la vía pública”. 

 

En relación al famoso “torsonudismo”, práctica de ir sin camiseta por la vía pública, que parece haber sido el motivo central por el que el PP se ha decidido a reformar la ordenanza de forma simplista, desde IU se considera que es preciso aumentar los espacios públicos, que el texto reduce a las playas y paseos marítimos, incluyendo “aquellos en los que esta práctica está totalmente aceptada de forma natural, como lagos, pozas, pantanos, cauces de ríos, zonas de campismo, parques suburbanos o durante la práctica de determinados deportes, por ejemplo”.