Comienza el curso escolar para secundaria en Marbella con centros que superan ampliamente la ratio de alumnos por clase

Díaz: “Siguen sin avanzar los proyectos de construcción de los ins-titutos necesarios para descongestionar la masificación en Marbella y San Pedro y en Las Chapas el alumnado continúa un año más sin poder cursar el ciclo de Bachillerato”

El concejal-portavoz de Izquierda Unida-Los Verdes en el Ayuntamiento de Marbella, Miguel Díaz, lamenta que comience un nuevo curso escolar para el ciclo de Educación Secundaria en Marbella “sin que se haya resuelto ninguno de los grandes déficits en materia de equipamiento existente en el municipio, no tenemos el nuevo instituto en San Pedro Alcántara ni el prometido para Marbella, la masificación y las dificultades de infraestructuras para garantizar una prestación de calidad de un derecho fundamental como la educación son, un año más, las grandes asignaturas pendientes para el inicio de este nuevo curso a las que tendrán que so-breponerse tanto el alumnado como el personal docente”.

Díaz señala como responsables de estas deficiencias “a la Junta de Andalucía y al equipo de gobierno municipal de PP y OSP, ya que, cada uno en el ámbito de sus competencias, no actúan de forma decidida y leal para cumplir con sus obligaciones. El Ayuntamiento se instala en la ambigüedad y  a la hora de formular las cesiones de las parcelas necesarias para la construcción de los tan ansiados centros educativos y el gobierno autonómico también se mantiene laxo al no ser más resolutivo y contundente en su actuación, a pesar de tener resortes suficientes para poder agilizar todos estos procesos, aplicando sus competencias y agilizando las trami-taciones administrativas y económicas necesarias”.

Este es uno de los motivos que va a provocar una gran distorsión para la escolarización en Secundaria del alumnado procedente del colegio Vargas Llosa, que será repartidos por distintos centros ya existentes, como el IES Sierra Blanca y el IES Bahía Marbella, que ya de por sí sufren problemas de masificación y falta de espacio. Precisamente el IES Bahía Marbella ha tenido que acometer obras de readecuación y reforma, perdiendo un centro de reunión del profesorado para construir dos nuevas aulas. Todo porque el instituto prometido para acoger al alumnado de los centros educativos de la zona de Trapiche Norte no se ha realizado y sigue la pugna institucional entre el Ayuntamiento y la Junta por la cesión de unos terrenos ubicados en una parcela anexa al Hospital Costa del Sol, con todas las garantías para su construcción de forma adecuada”.

“Todos estos problemas exigen la convocatoria urgente del Consejo Escolar Municipal, órgano competente para determinar las adscripciones, y que permitiría regular de forma más racional el ratio y la población, y adecuarse a la realidad del año 2018 con los cambios vividos en la ciudad”, incide Díaz.

EL ALUMNADO DE LAS CHAPAS EL QUE MÁS KILÓMETROS HACE PARA CURSAR BACHILLERATO

Otra gran asignatura pendiente es la imposibilidad de cursar Bachillerato en Las Chapas, donde actualmente existen tres centros educativos públicos: el colegio de infantil CEI Pinolivo, con 230 alumnos; el colegio de primaria CEPR Platero, con 650 alumnos; y el instituto IES Las Dunas, con 400 alumnos y en el que únicamente pueden cursarse los estudios hasta 4º de la ESO. En total, estos tres centros acogen en la actualidad a 1.280 alumnos, por lo que todos los que deciden continuar con los estudios de Bachillerato se ven obligados a recorrer más de 20 kilómetros diarios al no existir ningún centro de este tipo en Las Chapas. 

IU recuerda que durante la etapa de gobierno en la que Díaz estuvo al frente de la Tenencia de Alcaldía de Las Chapas, esta fue una reivindicación permanente a la Junta ya que “no conlleva ni complejos trámites ni un gasto elevado para su implantación, ya que para ofertar los estudios de Bachillerato no sería necesaria la realización inmediata de obras estruc-turales en el centro educativo pues existen espacios libres para atender la demanda inicial. Supondría, básicamente, el refuerzo del equipo docente mediante la contratación de entre cuatro o cinco educadores”.