IU vota “NO” a los presupuestos de PP y OSP por ratificar en pleno su “traición al servicio público y la igualdad”

Díaz: “Desde Izquierda Unida pondremos voz en forma de alegaciones al presupuesto a estos colectivos maltratados, alegaciones que reivindicarán la transformación social en forma de partidas concretas destinadas a programas concretos y que fortalezcan el servicio público a la ciudadanía, el empoderamiento de las asociaciones y colectivos, la apuesta clara por la igualdad y que terminen con el clientelismo y los intereses particulares”

Izquierda Unida vota “NO” a los presupuestos municipales presentados por PP y OSP al ratificarse en pleno que “las privatizaciones y el clientelismo son sus prioridades en contra del servicio público a la ciudadanía y que dan la espalda a la igualdad, la juventud y la accesibilidad” y anuncia que presentará alegaciones “por responsabilidad y porque tenemos la obligación de  defender el interés común de los vecinos y vecinas de Marbella frente a los intereses particulares a los que parece deberse el equipo de gobierno”.

El concejal-portavoz de la formación, Miguel Díaz, subraya que “la alcaldesa Ángeles Muñoz ha sido incapaz de contestar los puntos del presupuesto cuestionados por Izquierda Unida utilizando las maniobras evasivas a las que nos tiene acostumbrados. Muñoz deja en la estacada la lucha por igualdad al mostrarse insolvente para dotar con 100.000 euros las acciones para combatir la violencia machista o que colectivo de limpiadoras municipales puedan acceder a la jornada de ocho horas, del mismo modo, los presupuestos de PP y OSP dejan fuera la construcción de un Centro Juvenil, promesa de la alcaldesa a la petición emanada del Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia”.

“Desde Izquierda Unida pondremos voz a estos colectivos maltratados en forma de alegaciones al presupuesto, alegaciones que reivindicarán la transformación social en forma de partidas concretas destinadas a programas concretos y que fortalezcan el servicio público a la ciudadanía, el empoderamiento de las asociaciones y colectivos, la apuesta por la igualdad y que terminen con el clientelismo y los intereses particulares”, subraya el edil.

Para Izquierda Unida, “los números presentados por PP y OSP atentan contra los servicios públicos y la participación ciudadana, y lo hacen mediante el apuntalamiento del clientelismo, con el reparto de más de dos millones de euros a dedo en subvenciones de manera completamente opaca y sin transparencia, con lo que se amordaza al movimiento asociativo, y por otro lado el daño que se produce a la ciudadanía con la venta de los servicios públicos y unas privatizaciones de cifras escalofriantes, que se duplican hasta en un 110%, pasando de los 11.8 millones presupuestados en 2018 a los 24.9 consignados para 2019 y trasvasan la atención a la ciudad desde lo público a intereses personales y privados ”.

“Se nos presentan unos presupuestos idílicos, pero desde IU entendemos que detrás de esos números hay políticas muy claras que se encaminan a la venta del ayuntamiento a través de las privatizaciones y a el control social de la población a través de los contratos a dedo y el clientelismo”, apunta Díaz.
Venta de servicios públicos e inversiones en el aire

“Las privatizaciones se han duplicado y afectan a todas las áreas, Parques y Jardines, Deportes, Turismo, Limpieza, comprobamos como se pasa la gestión pública de los servicios a la ciudadanía a manos privadas, y aquí nos encontramos siempre que, por un lado hay un despilfarro económico porque la calidad en la prestación del servicio siempre resulta ser inferior, uno de los ejemplos lo encontramos en el mantenimiento de las playas cedido a la empresa FCC que tras el primer temporal se ha visto que no cumplen con el pliego de condiciones y que tampoco desde el ayuntamiento se les exige ni fiscaliza para que lo cumplan y termina siendo más caro para las  ciudadanía”, incide Díaz.

“Como ya nos han demostrado, estas prácticas privatizadoras  traen aparejadas precariedad laboral, pérdida de la calidad en la prestación de los servicios públicos y son una de las puertas de entrada a la corrupción. En Marbella, desde los tiempos del GIL no se había experimentado una fiebre privatizadora de tal calibre”, subraya el portavoz de IU.  

“La bonanza económica que quieren proyectar PP y OSP es un castillo de naipes, porque las inversiones de las que alardea la alcaldesa no se sustentan en la realidad, ya que hasta el informe de Intervención alude literalmente a la ‘indeterminación de las inversiones’, no hay certezas de los ingresos, la disponibilidad de los terrenos o la legalidad de los proyectos”.

“La realidad, frente a lo pregonado por la alcaldesa, es que las inversiones están en el aire por falta de garantías, tanto en la propia capacidad de financiación de las mismas, ya que muchos de los ingresos aún no están asegurados, los proyectos no están suficientemente tramitados en aspectos clave, como la viabilidad técnica o la disponibilidad y compatibilidad urbanística de los terrenos que no se han verificado”, abunda el edil. 

Díaz apunta que “las inversiones además no vienen numeradas, concretadas,  no se señala exactamente a qué se van a destinar, sino que se encuentran bajo un paraguas de indeterminación y nos obliga a fiarnos de PP y OSP , que sabemos, no es la mejor opción”. 

“Los presupuestos presentados por el equipo de gobierno son además, como los del año pasado, tramposos en su formulación, ya que PP y OSP alardean de aumentarlos, pero resulta ser maquillaje contable tras el que se esconde un alto dato de inejecución, dato que hemos solicitado y que no se nos ha facilitado, además de saltarse de nuevo el techo de gasto, acción que pueden llevar a cabo porque saben, perfectamente, que van a ser incapaces de completar la ejecución de las partidas”.

De espaldas a la igualdad, la juventud  y la accesibilidad 

La concejala-viceportavoz de IU, Victoria Morales, denuncia que “PP y OSP dan la espalda a la igualdad con estos presupuestos, incapaces de comprometerse con lo que ellos mismos aprobaron en pleno municipal, una moción de IU en la que se pedían programas concretos para la atención a las víctimas de violencia de género por un importe mínimo de 100.000 euros, y para las que el presupuesto de 2019 solo prevé destinar 42.100 euros”. 

“Tampoco existe una partida presupuestaria concreta para ampliar la jornada de las limpiadoras municipales hasta las ocho horas y terminar con la discriminación de este colectivo precarizado y feminizado, compromiso adquirido, de nuevo tras aprobar el pleno por unanimidad una moción presentada por IU”, recuerda Morales.

“Aprobado hace más de un año por el Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia comprobamos cómo no se incluyen en estos presupuestos de PP y OSP una partida destinada a la creación de un Centro Juvenil, demanda emanada de la propia juventud de la ciudad y que se va a ver, una vez más, truncada. Juventud engañada tras el compromiso adquirido por la propia alcaldesa en ese pleno”, denuncia la edil. 

“¿Y dónde está la partida destinada al cumplimiento del Plan Municipal de Accesibilidad que IU dejó encarrilado en su etapa de gobierno para la ejecución de proyectos con una dotación de 150.000 euros? Los proyectos deberían estar elaborados para este año…. ¿dónde está su ejecución? Y comprobamos que en este nuevo presupuesto tampoco existe una partida concreta para cumplir este Plan Municipal de Accesibilidad, con la gravedad que supone, dado que el ayuntamiento debería cumplir la ley y ser ya accesibles todos los edificios municipales y tan grave es no cumplir la ley como que no se quiera cumplir la ley, que no exista voluntad política para hacerlo y terminar con la discriminación que supone que una persona con movilidad reducida no pueda acceder a los espacios públicos municipales”, abunda Morales.