Izquierda Unida denuncia que el expediente de cesión de la parcela educativa a Testigos de Jehová tramitado por PP y OSP incumple las normas urbanísticas

El objeto de la denuncia se sustenta en que dicho expediente no cuenta con el estudio que justifique que están cubiertas las necesidades educativas de la zona, algo imposible ya que el centro escolar de referencia se sitúa a 11 kilómetros, tal y como ponen de manifiesto el Jefe del Servicio de Patrimonio y la Arquitecta del Ayuntamiento  

Izquierda Unida denuncia que el expediente de cesión de la parcela educativa a testigos de Jehová, “además de atentar contra el sentido común, cediendo el uso de una parcela municipal educativa a una agrupación religiosa con la carencia en infraestructuras que presenta esta ciudad, incumple las normas urbanísticas”.

Y es que para IU se suma la mala formulación del propio expediente, “un expediente viciado en su formulación porque no atiende los requerimientos de hasta 2 técnicos municipales, el jefe de Servicio de Patrimonio y la Arquitecta Municipal, en ninguno de los 3 informes que se han realizado desde Educación y Cultura y que señalan que no se cumplen con los requisitos necesarios para realizar el cambio de uso educativo a social religioso”.

Esta  parcela municipal fue recibida por el ayuntamiento de Marbella el 27 de junio de 2008 y fue anotada en el inventario general consolidado de bienes y derechos del Ayuntamiento de  Marbella con naturaleza de servicio  público. 

“Desde esta fecha el ayuntamiento gobernado por el PP ha intentado sin éxito, consolidar una dotación de equipamiento educativo infantil, dada la fuerte demanda no atendida en esta zona urbana de fuerte crecimiento urbanístico. Un fracaso que se justifica entre otras cuestiones por la fórmula elegida de consolidación de un equipamiento público mediante una concesión privada, un sistema donde predomina la rentabilidad económica y no el servicio público que debe tener una instalación de esta naturaleza que el gobierno del PP utiliza de manera habitual y que Izquierda Unida ha denunciado también en otros ámbitos como las playas o el mantenimiento de parques y jardines”, señala el concejal portavoz de IU, Miguel Díaz.

Después de estos fracasos, el ayuntamiento y la Junta de Andalucía, que sigue sin atender y resolver la fuerte demanda de equipamiento de escuelas infantiles, primaria y segundaria en la zona y solicitadas de manera reiterada por las AMPAS,  decide  ceder  una  parcela  de 2.200.88 m2, (un bien de dominio público), en régimen de concesión directa, para un uso privativo con la instalación de un centro religioso favor de los Testigos Cristianos de  jehová. 

Díaz señala que “falta un informe sobre las necesidades educativas de la zona que señale que esta infraestructura no es necesaria, cuando el colegio de referencia de este tramo urbano es el CEI Pinolivo que dista a 11 kilómetros y que no existe ningún equipamiento educativo ni cultural entre el Pabellón Carlos Cabezas y la Biblioteca Internacional de Las Chapas a 6,5 km y que encima permanece cerrada por el gobierno del PP”.

Pese a haber solicitado el propio PP la licitación para el provecho educativo de la parcela en 2008, y a que ahora argumenta que la misma no cumple los requisitos mínimos, la Junta de Andalucía especifica que un CEI de tres líneas requiere como mínimo 1350 m2 y por lo tanto la parcela es apta por los metros para el segmento de 0 a 3 años o de 3 a 6 años, es decir, infantil o guardería.