Izquierda Unida traslada al Parlamento Andaluz la necesidad urgente de resolver los problemas de personal de la guardería “Nueva Colonia” de San Pedro gestionada por la Junta

MORALES: “Sin cubrir la sustitución del director desde el mes de octubre, con bajas que no se cubren en semanas y la recomendación a las familias las familias de recoger a sus hijos e hijas antes de la hora, en algunos casos incluso hasta la una del mediodía, porque el personal de la guardería no da abasto, habiendo en días puntuales hasta 4 bajas a la vez”

Izquierda Unida, tras reunirse con las familias afectadas, va a trasladar al Parlamento Andaluz la necesidad de resolver de manera urgente los problemas de personal a los que se enfrenta la guardería “Nueva Colonia” de San Pedro Alcántara competencia directa de la Junta de Andalucía.

En este sentido la formación de izquierdas ha señalado que solicitará una reunión con la delegación de Educación en Málaga y que remitirá una Pregunta Parlamentaria a la consejería competente para que se les dé respuesta ante la alarmante falta de personal de esta guardería de San Pedro.

“Sin cubrir la sustitución del director desde el mes de octubre, con bajas que no se cubren en semanas y la recomendación a las familias de recoger a sus hijos e hijas antes de la hora, en algunos casos incluso hasta la una del mediodía, porque el personal de la guardería no da abasto, habiendo en días puntuales hasta 4 bajas a la vez”, apunta la concejala viceportavoz de IU, Victoria Morales.

“Desde IU entendemos que el cambio de la titularidad al frente de la consejería de Educación no es excusa, como tampoco es excusa escudarse en la normativa técnica para no dar solución a este servicio público de primera necesidad que cubre un derecho fundamental como es el de la conciliación laboral y familiar”, incide la edil.

La guardería tiene cinco aulas, distribuidas en dos de 4 meses a 1 año y de 1 año a 2 años y tres de 2 años a 3 años, atendidas por 5 profesionales y con un ratio de 15 alumnos por clase con un total de 75 niños y niñas. La ley indica que las sustituciones pueden realizarse hasta en un periodo de 20 días “pero estamos hablando de un alumnado de meses, sin control de los esfínteres, sin autonomía en la higiene y en la alimentación, con el potencial riesgo que ello conlleva”.