Izquierda Unida reitera en pleno que hay que priorizar la calidad del transporte público por encima de la gratuidad

DÍAZ: “Las colas de las que PP y OSP se jactan hoy, pueden ser las colas de las que se lamenten mañana ante el desborde de determinadas líneas. Por ejemplo, las que conectan el casco urbano con La Cañada o Puerto Banús, ya saturadas en la actualidad”

Izquierda Unida considera que el objetivo fundamental de la Ordenanza de Transporte Público debe ser la calidad ya que “si el servicio no es eficaz, la gratuidad propuesta por PP y OSP, no será más que papel mojado”.

El concejal portavoz de IU, Miguel Díaz, señala que “entendemos que la gratuidad de la Tarjeta Municipal de Movilidad puede transformarse en una herramienta para potenciar el uso del transporte público, pero si este no se cumple con lo fundamental, la calidad, esa tarjeta solo será papel mojado. Si el servicio no es eficiente, puntual, atiende las demandas vecinales o es accesible… por más que sea gratis no será efectivo y no lo usará la ciudadanía”. 

La formación incide además en que “falta un estudio de la demanda, del número de autobuses, de las líneas, y que ese estudio se complemente con la participación ciudadana, que sea la ciudadanía la que exprese cuál es la demanda que atienda a sus necesidades y que estas se reflejen en la oferta que se haga desde el transporte municipal”.

“Porque las colas de las que PP y OSP se jactan hoy, pueden ser las colas de las que se lamenten mañana ante el desborde de determinadas líneas. Por ejemplo, las que conectan el casco urbano con La Cañada o Puerto Banús, ya saturadas en la actualidad, y cuya masificación podría afectar no solo a visitantes, si no a los trabajadores y trabajadoras del centro comercial o de empresas hosteleras”, abunda el edil.

Díaz apunta a que “dentro de esta ordenanza hemos detectado la carencia de prioridad del transporte colectivo sobre el resto del tráfico motorizado, no existe ni regula carriles bus o un control exhaustivo de que las paradas se encuentren libres”. 

“La ordenanza no incluye la intermodalidad, ni que el transporte escolar se catalogara como transporte público para mejorar su servicio, no cuenta con la voz de la gente a través del Consejo Municipal de Transporte ni con un estudio sobre la accesibilidad universal o paradas adecuadas”, abunda el concejal de IU.

Otra de las “grandes lagunas” de esta ordenanza son las dos líneas estratégicas que no serán gratis, ya que la fórmula de transporte gratuito no operará en las líneas 25 (Nva Anda/Banús/Estación) y 54 (SP/Banús/Hospital CS), por ser estas concesiones que tienen a la Junta como titular. “Esto provocará una disfunción en la gratuidad ya que son líneas muy sociales”.

Además IU exige “más control del ayuntamiento sobre el servicio, ya que en el art. 23.3 se habla de que la empresa se controlará a sí misma, sin dar garantías, y que el ayuntamiento podrá contratar a otra empresa para el control del servicio lo que supondría una nueva externalización de facto”.

Normas urbanísticas

Por su parte, Izquierda Unida también se ha pronunciado sobre la modificación de las normas urbanísticas que PP y OSP han traído a pleno extraordinario.

“Desde IU nos mostramos de acuerdo en que se busque mejorar el tejido productivo de nuestro municipio, no obstante consideramos fundamental que, antes de su aprobación definitiva, se evalúe el impacto que la misma va a tener en un espacio, como por ejemplo los polígonos industriales, en muchas ocasiones muy deficientes en accesibilidad, infraestructuras, acerado, viarios estrechos y angostos, falta de aparcamiento adecuado, deficiente iluminación, deficientes redes de saneamiento, problemas de drenajes de pluviales, etc.”, apunta el concejal de Izquierda Unida, “sin olvidar también el evidente colapso de los accesos en el entorno a los grandes centros comerciales del municipio (La Cañada-Corte Inglés)”.

“Por ello consideramos que antes de su aprobación, este ayuntamiento debería elaborar un estudio para detectar y corregir las deficiencias ya existentes y futuras, un estudio para dotar a estas zonas del reequipamiento de las infraestructuras y dotaciones necesarias, en las áreas donde el aumento de la superficie productiva pretende consolidarse, esto es, dar a los industriales recursos dentro y fuera de la nave”, concluye el edil.