IU impulsa en Pleno la construcción de un nuevo colegio con comedor al sur del Albergue África y el estudio del embovedado de Arroyo Primero para prevenir inundaciones

El Pleno Municipal aprueba por unanimidad las dos mociones presentadas por Izquierda Unida para la construcción de un nuevo colegio al sur del Albergue África y la ampliación del Centro de Salud de Leganitos en el terreno del CEIP Hermanos Gil Muñiz y la actuación sobre el embovedado de Arroyo Primero para prevenir inundaciones

MORALES: “Con la reconversión del área de Leganitos-Miraflores tendríamos un colegio moderno con comedor y la mejora de la cartera de servicios y la calidad en la atención sanitaria con la ampliación del Centro de Salud de Leganitos”

DÍAZ: “Desde que a mediados de los años 90 se realizó el embovedado y acondicionamiento del cauce del Arroyo Primero, la vecindad de las urbanizaciones La Torrecilla, La Serranía y Lomas Bellas, que suman cerca de 2000 vecinos, entre otras, han venido sufriendo graves problemas de inundaciones debido a unas obras mal proyectadas y realizadas de  acondicionado y embovedado de este cauce”

“Dar un salto de calidad en las instalaciones educativas y sanitarias en una de las zonas más pobladas de Marbella de una sola tacada”, este es el objetivo de la moción aprobada por unanimidad en el pleno ordinario celebrado hoy y con la que Izquierda Unida quiere “solicitar a la Junta de Andalucía la construcción de un nuevo centro escolar de Infantil y Primaria en los terrenos al sur del Albergue África y, tras la puesta en funcionamiento de este nuevo colegio, la ampliación mediante la utilización de la parcela y las instalaciones del actual colegio Gil Muñiz para ampliar el Centro de Salud de Leganitos y ofrecer nuevos servicios sanitarios en unas mejores condiciones de espacio e infraestructuras”.

La propuesta de IU persigue “solucionar los déficits de infraestructuras educativas públicas existentes en el Casco Histórico de Marbella, mediante una reconversión de la populosa área de Leganitos-Miraflores. La iniciativa consiste en la construcción de un nuevo colegio en la inutilizada desde hace años parcela sur del Albergue África, lo que supondría la posibilidad de resolver las deficiencias educativas existentes y, además, facilitar la ampliación del colapsado Centro de Salud de Leganitos, empleando para ello las instalaciones del actual colegio Gil Muñiz que quedarían vacantes tras la construcción del nuevo centro educativo”.

De esta forma “las instalaciones del Centro de Salud de Leganitos, que precisan de una ampliación urgente para poder ofrecer nuevos servicios sanitarios y en unas condiciones de espacio y calidad más óptimas en el ámbito de la atención primaria, podrían expandirse y modernizarse”.

La formación de izquierdas recuerda que, tras 15 años de gilismo y de engaños a la comunidad educativa en guerras competenciales estériles y falsas, el gobierno de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Marbella impulsó en 2007 una modificación puntual de elementos del PGOU de 1986 con la finalidad de mejorar las plazas escolares del alumnado que cursaba infantil y primaria en los colegios Nuestra Señora del Carmen y Hermanos Gil Muñiz, dos centros escolares muy antiguos, mal dotados de equipamientos deportivos, sin comedor, con problemas de accesibilidad y con deficiencias en la correcta conservación y mantenimiento de sus instalaciones”.

IU rememora que este nuevo colegio fue permanentemente reclamado por unos y prometido por otros, llegando a asegurarse por parte de responsables de la Junta de Andalucía que existía un acuerdo firmado por Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE) de Andalucía y la entidad Inturjoven para construir en el subsuelo de la zona sur del Albergue África, en una parcela de más de 7.000m2, dos plantas de aparcamiento subterráneo público y, en la superficie, un colegio de Infantil y Primaria, tipo C3: tres aulas por cada uno de los niveles en los que se impartiría clase desde los 3 a los 11 años. Estas instalaciones acogerían 675 alumnos en 27 aulas de Infantil (225 estudiantes) y Primaria (450 estudiantes).

Asimismo, abunda Díaz, “durante estos más de 10 años, ni el Ayuntamiento ni la Junta han sido capaces de acordar tampoco la construcción de comedores escolares provisionales en los colegios Gil Muñiz y El Castillo, el nuevo centro vendría a garantizar los programas de conciliación laboral y de garantía alimentaria, todo ello en medio de una acentuada crisis económica que ha castigado con especial virulencia a las familias trabajadoras”.

El embovedado de Arroyo Primero

La situación de preocupación ante el riesgo de inundaciones en la que viven los vecinos y vecinas de las urbanizaciones al norte de La Cañada es tal que la propia comunidad de propietarios de la urbanización La Serranía (antigua  Cooperativa Virgen del Pilar) encargó un informe sobre este embovedado, constatando ya en 1998, el hundimiento de parte del mismo y la existencia de obstrucciones en su interior.

El Pleno Municipal aprueba la segunda moción presentada por Izquierda Unida en la que se solicita que los servicios técnicos de Obras del Ayuntamiento realicen un informe de evaluación de riesgos del estado actual de la obra de embovedado y acondicionado del cauce del Arroyo Primero, desde la urbanización La Serranía hasta la avenida Severo Ochoa, realizado en la década de 1990 por la mercantil General de Galerías Comerciales SOCIMI S.A. y, en base a sus conclusiones, se tomen las medidas oportunas de reparación y que, paralelamente a este estudio, se redacte un proyecto de adecuación de la red de  drenaje de pluviales y residuales en la cabecera del Arroyo Primero a  su paso por las urbanizaciones  La Serranía,  La Torrecilla y Lomas Bellas, para evitar los daños que se generan por las inundaciones.

El candidato de Izquierda Unida a la alcaldía de Marbella, Miguel Díaz, recuerda que “desde que a mediados de los años 90 se realizó el embovedado y acondicionamiento del cauce del Arroyo Primero, en el tramo desde la urbanización La Serranía, hasta la avenida Severo Ochoa, por la mercantil General de Galerías Comerciales SOCIMI S.A, la vecindad de las urbanizaciones La Torrecilla, La Serranía y Lomas Bellas, entre otras, han venido sufriendo graves problemas de inundaciones debido a unas obras mal proyectadas y realizadas de  acondicionado y embovedado de este cauce”.

“Pese al riego evidente y a la solicitud y demanda constante de los vecinos desde mediados de los años 90, el Ayuntamiento de Marbella aún no ha llevado a cabo ninguna acción para garantizar su seguridad”, apunta Díaz.

Unas conclusiones similares fueron confirmadas por los servicios técnicos de la delegación de Obras a mediados de los años 2000, en unos informes donde se señalaron además otros problemas, como el colapso de la sección embovedada a la altura del establecimiento ‘Norauto’, que ejerce un efecto presa y genera importantes inundaciones en las urbanizaciones colindantes, también se generan desagües en la cuneta de la variante de Marbella que pone en riesgo la circulación de la misma, y unas actuaciones que a día de hoy siguen con problemas de autorizaciones no resueltas ante la Agencia Andaluza del Agua, por la mercantil General de Galerías Comerciales SOCIMI S.A. que realizó las  obras.

También cabe mencionar las conclusiones de los estudios geotécnicos realizados por el Ayuntamiento durante la ejecución de las últimas obras en el entorno del antiguo recinto ferial que concluyeron que la deficiente compactación de los rellenos realizados durante las obras del embovedado del encauzamiento de Arroyo Primero no fueron realizados adecuadamente y, por tanto, provocan colapsos y filtraciones.