Izquierda Unida califica de "indecencia política" la actitud de OSP y considera que la posible moción de censura supondría "entregar Marbella a la corrupción"